Felicitación navideña 2017

Felicitación navideña 2017
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

24 de diciembre de 2015

Este jueves un recuerdo: EDUARDO


Llegó a nuestro grupo allá por Agosto de 2012 de la mano de su hija, nuestra amiga Mónica. Llegó discretamente, casi de puntillas. Desde el primer momento sus reflexiones, sus aportaciones, sus palabras, dejaron translucir una tremenda humanidad, una enorme calidad humana. Una sabiduría propia del que ha vivido mucho, .de aquel que atesora en su mochila muchas y variadas experiencias.

Eduardo fué una persona sencilla. Pienso que siempre expuso su criterio sobre los temas tratados con humildad. Con sus palabras nunca pretendió sentar cátedra. Sin embargo, sus entradas eran esperadas siempre y leidas como un ejemplo de claridad, transparencia y limpieza. A lo largo de estos tres años, aprendimos a quererlo.

El 23 de Octubre nuestra amiga Mónica nos comunicaba la triste noticia de su fallecimiento. Generosa como siempre, nos ha dejado abierto el inestimable tesoro de su blog, de su palabra escrita. Su blog será siempre ese lugar donde acudir al encuentro con un amigo. Adios, Eduardo.

Podeis leer a otros amigos de Eduardo en el blog de nuestros reporteros del Daily

16 de diciembre de 2015

Convocatoria literaria. Este jueves, un relato: LA POLITICA



La política es el arte de lo posible. Esta frase que se ha atribuido a más de un pensador y filósofo, podría definir muy bien el ideal de una actividad regida por la prudencia, ejercida por los mejores, encaminada a lograr las mayores cotas de bienestar social, a perseguir una sociedad más justa e igualitaria. Sin embargo, esa forma de entender la actividad política, lo que esa frase encierra, si alguna vez tuvo algún sentido, lo ha perdido por completo. Hoy en día no es en absoluto reflejo del mal hacer de muchos de nuestros políticos.

Cuando no existe un equilibrio de fuerzas, cuando los poderes legislativo y judicial no son independientes del gobierno y éste a su vez busca el beneficio y enriquecimiento propio favoreciendo los intereses del auténtico poder, el económico, cuando el llamado quinto poder el ejercido por los medios de comunicación está igualmente al servicio de los poderosos, alejado de la necesaria pluralidad de pensamiento, la política se convierte en una actividad bastarda y nociva para la sociedad a la que dice servir.

Me gustaría glosar las virtudes de una actividad ejercida por y para el hombre, en la que una vez creí, pero me es muy difícil, diría que imposible, escribir con una visión optimista desde la desilusión y el desencanto. Sería injusto si no reconociera la existencia en la política de personas honestas y vocacionales, pero la cruda realidad me lleva a pensar que apenas tienen peso específico en los centros de poder político.

¡No me deis dinero, ponedme donde haya!. Ese lema que rige la conducta de muchos delincuentes, parece que ha sido asumido como propio por un alto porcentaje de nuestros políticos que aspiran a la representación ciudadana sin más objetivo que medrar y enriquecerse.

Y mientras esto sucede, asistimos casi impasibles a la mutilación sistemática de una serie de derechos propios de una sociedad avanzada, de una sociedad que debe buscar el bienestar de todos sus ciudadanos sin exclusión alguna.

Y digo casi impasibles porque el hartazgo ciudadano ha dado lugar a la aparición en el ruedo político de nuevos protagonistas con posibilidades de acceder a puestos de responsabilidad pública, que se proclaman a sí mismos revestidos de ética y moral. Confiemos en que así sea si llegan a tener parcelas de influencia y no tengamos que asistir de nuevo a más de lo mismo,

Más impresiones sobre la actividad política en el blog de nuestro amigo GUSTAVO

4 de diciembre de 2015

Este jueves un relato. SIRVASE VD. MISMO

Nuestra amiga Mónica nos invita esta semana a elegir como título una de las frases por ella propuestas. Yo me he decantado por la frase ENTRE BAMBALINAS. Esta es mi modesta y algo tardía aportación.


Entre bambalinas

Nervios desatados, miedo, inseguridad, la mente en blanco negándose de una forma obstinada a recordar el texto memorizado y aprendido, los gestos ensayados, la boca seca, la garganta incapaz de articular ningún sonido coherente. El tiempo, verdugo inexorable, pasa en un soplo. Ha llegado el momento tan temido. El escenario lo reclama, requiere su presencia. Un sudor frío baña su cuerpo mientras que, titubeante, se incorpora a la escena. 
Inesperadamente, su incorporación al escenario, como siempre, lleva consigo la desaparición de todos sus miedos. La incertidumbre, se convierte en certeza. Olvidada la desmemoria, articula con fluidez el texto, su rostro transmite las emociones deseadas. Atrás quedaron los miedos y las inseguridades. La escena es suya y el público, entregado, premia con una sonora ovación, una vez más, una actuación que en busca de la perfección interpretativa, siempre le provoca al actor la incertidumbre y la duda.
Podeis encontrar más y mejores aportaciones en el blog de nuestra amiga Mónica


20 de noviembre de 2015

Este jueves un relato: "DETRAS DEL ARCO IRIS"



Detrás del arco iris
desangrada y vencida, yace la esperanza
de un tiempo nuevo.

Detrás del arco iris,
Alguien duerme una plácida siesta
ajeno a los graznidos de los cuervos.

Detrás del arco iris,
nadie escucha los perros de la guerra
ni el llanto de los niños.

Detrás del arco iris,
no hay pan ni peces para saciar
el hambre de los pobres.

Detrás del arco iris,
nada más hay que luz, sol
y color en las gotas suspendidas.

Detrás del arco iris,
la nada y el vacío, la ausencia
de Aquel que ni es, ni está, ni se le espera.

Seguramente encontrareis otros lugares más optimistas detrás del arco iris en el blog de nuestra amiga Casss

29 de octubre de 2015

Estte jueves un relato: LOS OLORES








Nuestra amiga Dorotea nos invita a escribir sobre olores. No quiero dejar de participar pero en esta ocasión mi tiempo es escaso, razón por la cual voy a rescatar un relato publicado hace cinco años basado en un olor muy particular. Lamento haber sobrepasado la extensión, pero no me era posible reducir el relato. Pido disculpas a los que lo recordeis y espero que sea del agrado los que lo lean por vez primera.

Viernes, ocho de la mañana. Puntual como cada día, traspasó las puertas giratorias de aquel inmenso rascacielos, mole de hormigón, acero y cristal donde se ubicaban las oficinas de su empresa en el piso 20 del edificio.

Presuroso, encaminó sus pasos hacia el ascensor con la certidumbre de que aquel fenómeno que le inquietaba desde hacía ya dos semanas, volvería a ocurrir y que él sería el único en percatarse de ello.

Entró en el ascensor y de nuevo, una vez más, ese penetrante, intenso, inquietante y desconocido olor reinaba en el interior del ascensor, aunque nadie parecía apreciarlo. Le resultaba inconcebible que pasara desapercibido para el resto de personas que a pesar de la amplitud del habitáculo, abarrotaban el mismo.

Aunque lo intentaba, no conseguía aislar el origen de donde emanaba. Las más variadas fragancias, colonias, perfumes, se mezclaban dentro del ascensor. Le resultaba relativamente fácil, determinar la persona a la que pertenecían, pero ese olor se resistía a delatar su procedencia.

Eran días estresantes. Se acercaba fin de año y todo era frenética actividad por tener cerrados los estados contables de la empresa antes de la primera decena de Enero, así que tomó la decisión de ir el sábado a trabajar en la confianza de que, al estar sólo, aprovecharía mejor el tiempo para adelantar las muchas tareas pendientes.

A la mañana siguiente, como si de un día normal se tratara, a las ocho de la mañana, montaba en el ascensor. El olor, el persistente olor, lejos de disminuir por la ausencia de gente, se había incrementado.

Tan solo estaban él y una señora alta, delgada, elegantemente vestida de negro, dotada de serena belleza  y poseedora de una más que evidente distinción, que al entrar lo saludó con una enigmática y amable sonrisa.

En el piso 19, casi a punto de llegar a su destino, un chispazo en el cuadro de mandos seguido de un fuerte crujido en el techo, marcaron el preámbulo de una caida vertiginosa del ascensor. Mientras la señora, inmune al pánico lo abrazaba amorosamente entre sus brazos, lo supo. El olor, ese penetrante olor que ahora lo envolvía como un sudario, era el olor de la Muerte y el ascensor el lugar elegido por la bella dama para poseerlo, para hacerlo suyo.

Mas relatos sobre olores en el blog de nuestra amiga Dorotea