Felicitación navideña 2017

Felicitación navideña 2017
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

24 de diciembre de 2015

Este jueves un recuerdo: EDUARDO


Llegó a nuestro grupo allá por Agosto de 2012 de la mano de su hija, nuestra amiga Mónica. Llegó discretamente, casi de puntillas. Desde el primer momento sus reflexiones, sus aportaciones, sus palabras, dejaron translucir una tremenda humanidad, una enorme calidad humana. Una sabiduría propia del que ha vivido mucho, .de aquel que atesora en su mochila muchas y variadas experiencias.

Eduardo fué una persona sencilla. Pienso que siempre expuso su criterio sobre los temas tratados con humildad. Con sus palabras nunca pretendió sentar cátedra. Sin embargo, sus entradas eran esperadas siempre y leidas como un ejemplo de claridad, transparencia y limpieza. A lo largo de estos tres años, aprendimos a quererlo.

El 23 de Octubre nuestra amiga Mónica nos comunicaba la triste noticia de su fallecimiento. Generosa como siempre, nos ha dejado abierto el inestimable tesoro de su blog, de su palabra escrita. Su blog será siempre ese lugar donde acudir al encuentro con un amigo. Adios, Eduardo.

Podeis leer a otros amigos de Eduardo en el blog de nuestros reporteros del Daily

16 de diciembre de 2015

Convocatoria literaria. Este jueves, un relato: LA POLITICA



La política es el arte de lo posible. Esta frase que se ha atribuido a más de un pensador y filósofo, podría definir muy bien el ideal de una actividad regida por la prudencia, ejercida por los mejores, encaminada a lograr las mayores cotas de bienestar social, a perseguir una sociedad más justa e igualitaria. Sin embargo, esa forma de entender la actividad política, lo que esa frase encierra, si alguna vez tuvo algún sentido, lo ha perdido por completo. Hoy en día no es en absoluto reflejo del mal hacer de muchos de nuestros políticos.

Cuando no existe un equilibrio de fuerzas, cuando los poderes legislativo y judicial no son independientes del gobierno y éste a su vez busca el beneficio y enriquecimiento propio favoreciendo los intereses del auténtico poder, el económico, cuando el llamado quinto poder el ejercido por los medios de comunicación está igualmente al servicio de los poderosos, alejado de la necesaria pluralidad de pensamiento, la política se convierte en una actividad bastarda y nociva para la sociedad a la que dice servir.

Me gustaría glosar las virtudes de una actividad ejercida por y para el hombre, en la que una vez creí, pero me es muy difícil, diría que imposible, escribir con una visión optimista desde la desilusión y el desencanto. Sería injusto si no reconociera la existencia en la política de personas honestas y vocacionales, pero la cruda realidad me lleva a pensar que apenas tienen peso específico en los centros de poder político.

¡No me deis dinero, ponedme donde haya!. Ese lema que rige la conducta de muchos delincuentes, parece que ha sido asumido como propio por un alto porcentaje de nuestros políticos que aspiran a la representación ciudadana sin más objetivo que medrar y enriquecerse.

Y mientras esto sucede, asistimos casi impasibles a la mutilación sistemática de una serie de derechos propios de una sociedad avanzada, de una sociedad que debe buscar el bienestar de todos sus ciudadanos sin exclusión alguna.

Y digo casi impasibles porque el hartazgo ciudadano ha dado lugar a la aparición en el ruedo político de nuevos protagonistas con posibilidades de acceder a puestos de responsabilidad pública, que se proclaman a sí mismos revestidos de ética y moral. Confiemos en que así sea si llegan a tener parcelas de influencia y no tengamos que asistir de nuevo a más de lo mismo,

Más impresiones sobre la actividad política en el blog de nuestro amigo GUSTAVO

4 de diciembre de 2015

Este jueves un relato. SIRVASE VD. MISMO

Nuestra amiga Mónica nos invita esta semana a elegir como título una de las frases por ella propuestas. Yo me he decantado por la frase ENTRE BAMBALINAS. Esta es mi modesta y algo tardía aportación.


Entre bambalinas

Nervios desatados, miedo, inseguridad, la mente en blanco negándose de una forma obstinada a recordar el texto memorizado y aprendido, los gestos ensayados, la boca seca, la garganta incapaz de articular ningún sonido coherente. El tiempo, verdugo inexorable, pasa en un soplo. Ha llegado el momento tan temido. El escenario lo reclama, requiere su presencia. Un sudor frío baña su cuerpo mientras que, titubeante, se incorpora a la escena. 
Inesperadamente, su incorporación al escenario, como siempre, lleva consigo la desaparición de todos sus miedos. La incertidumbre, se convierte en certeza. Olvidada la desmemoria, articula con fluidez el texto, su rostro transmite las emociones deseadas. Atrás quedaron los miedos y las inseguridades. La escena es suya y el público, entregado, premia con una sonora ovación, una vez más, una actuación que en busca de la perfección interpretativa, siempre le provoca al actor la incertidumbre y la duda.
Podeis encontrar más y mejores aportaciones en el blog de nuestra amiga Mónica